Proponen a la UNESCO el Día Internacional de la Luz
Evelyn C. Ayala
24/oct/2016
Icon-cetto
Ana María Cetto, representante de México, en la UNESCO.
UNESCO

A partir del éxito cosechado en el 2015 Año Internacional de la Luz y las Tecnologías basadas en la luz, el Comité Ejecutivo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) respaldó la propuesta para darle seguimiento a todos los esfuerzos del 2015 y celebrar anualmente a partir de 2018 el Día Internacional de la Luz cada 16 de mayo a propósito del aniversario del primer láser que entró en operación en 1960.

La propuesta del Día Internacional de la Luz fue analizada por el Consejo Ejecutivo de la UNESCO durante su sesión 200, que se llevó a cabo del 4 al 18 de octubre en Paris. Y fue impulsada por Ghana, México, Nueva Zelanda y la Federación Rusa.

La resolución fue adoptada por otros 15 países: Argentina, República Dominicana, Ecuador, Egipto, Irán, Líbano, Malasia, Marruecos, Nicaragua, Serbia, Nigeria, Paraguay, Qatar, Vietnam y Uganda.

La sesión 200 del Comité Ejecutivo de la UNESCO. Crédito: UNESCO / A. Dunasovs

La investigadora del Instituto de Física de la UNAM, Ana María Cetto Kramis, participó en el evento para hablar de la importancia de reconocer anualmente las aportaciones de la luz en distintos campos de la ciencia como la medicina, la física, las comunicaciones y la energía. Cetto se ha distinguido por su ardua labor científica en la UNAM y en su gestión al frente del Museo de la Luz y fue una de las científicas más importantes que llevaron a cabo el Año Internacional de la Luz en 2015.

De acuerdo con la propuesta presentada ante el Comité Ejecutivo de la UNESCO, un Día Internacional de la Luz será un día en que se podrán llevar a cabo actividades coordinadas alrededor del mundo, para contribuir a diversas áreas del desarrollo, como:

• Mejorar la comprensión pública de cómo la luz y las tecnologías basadas en la luz y tocan la vida cotidiana de todo el mundo, y son fundamentales para el futuro desarrollo global;

• Aumentar la capacidad educativa en todo el mundo a través de actividades de ciencia dirigidas a los jóvenes; ayudar a abordar los problemas de equilibrio de género y, en particular, los que se centran en el desarrollo de los países y las economías emergentes;

• Promover la importancia de la tecnología basada en la luz ​​para el desarrollo sostenible, en particular en salud, agricultura y comunicaciones, con el fin de posibilitar el acceso a la educación y para la mejora de la calidad de vida en todo el mundo;

• Promover el conocimiento de la naturaleza interdisciplinaria de la ciencia de este siglo XXI, y hacer hincapié en cómo serán las interacciones entre las diferentes áreas temáticas de la ciencia;

• Resaltar y explicar la relación íntima entre la luz y el arte, así como de la tecnología óptica en la conservación del patrimonio cultural;

•Aumentar la cooperación internacional en ciencia fundamental, la investigación y el desarrollo y la educación, mediante la coordinación de actividades entre las sociedades científicas, instituciones educativas y la industria;

Celebrar el papel de la luz en la ciencia y la cultura en todos los continentes del globo a través la sensibilización de importantes figuras históricas, incluyendo aquellos científicos celebrados durante el Año Internacional de la Luz y las tecnologías basadas en luz 2015, como: Ibn Al Haytham, Augustin Fresnel, James Clark Maxwell, Albert Einstein, Charles Kao, Arno Penzias y Robert Wilson.

La proclamación oficial del Día Internacional de la Luz se llevará a cabo en la Conferencia General de la UNESCO en noviembre de 2017.

Ana María Cetto en la sesión 200 del Comité Ejecutivo de la UNESCO. Crédito: UNESCO.



Link a boletín oficial:

UNESCO Executive Board supports annual International Day celebration as an enduring legacy of the International Year of Light 2015