Ganadores de las Cátedras Marcos Moshinsky
Aleida Reda
29/feb/2012
Cuadro_marcomoshinsky140_140
En su primera convocatoria, la Fundación recibió 73 solicitudes.
Fundación Marcos Moshinsky

Siete jóvenes científicos, destacados en sus áreas de especialización, han sido elegidos por la Fundación Marcos Moshinsky, en su primera convocatoria de cátedras de investigación.

Esta asociación civil tiene como misión impulsar la ciencia en México a través de distintas estrategias. Una de ellas es la creación de estas cátedras de investigación que buscan ser un homenaje permanente a la labor de Marcos Moshinsky, físico destacado que fomentó la actividad de jóvenes científicos y quien, tras su muerte, dejó un bondadoso donativo para continuar con esa tarea.

Las cátedras consisten en un apoyo económico, producto también de la colaboración de la Universidad Nacional y del CONACYT, que busca potenciar la carrera científica de los investigadores para que puedan llevar a cabo proyectos originales e interesantes durante dos años.

En esta primera convocatoria, se recibieron 73 solicitudes de destacados investigadores, de las cuales se seleccionaron, con base en sus méritos académicos y la originalidad de sus proyectos, cuatro en ciencias químico-biológicas, dos en ciencias físicas y uno en matemáticas.

Para Manuel Torres Labansat, director del IFUNAM y de dicha Fundación, la Cátedra Marcos Moshinsky es única en su tipo pues permite a los científicos galardonados hacer uso de los recursos con amplia libertad en el tiempo y la forma que deseen.

Al final de los dos años, sin embargo, los investigadores reportarán sus logros a la Fundación Moshinsky, así como los productos de su trabajo: libros, resultados de nuevos experimentos y planteamiento de modelos teóricos y experimentales.

"Para la comunidad física es importante que a través de estas cátedras se pueda recordar la figura de Marcos Moshinsky, pero además que su legado perdure, se amplíe y siga impactando de manera positiva a la ciencia en México," dijo Torres Labansat.

En el área de ciencias químico-biológicas, Tamara Luti Rosenbaum Emir, del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, obtuvo la cátedra por su proyecto “Regulación de la actividad del canal TRPV1 por progesterona”, en el que propone estudiar el funcionamiento del canal iónico TRPV1, responsable de la percepción al dolor y que tiene que ver con que las mujeres sean más tolerantes a él.

En la misma área, Elías Manjarréz, jefe del Laboratorio de Neurofisiología Integrativa del Instituto de Fisiología de la BUAP, desarrollará un proyecto titulado “Caracterización de un sistema reticular activante del generador central de patrones espinal” para avanzar en el conocimiento de la fisiología del sistema nervioso central.

Por su parte, José López Bucio, profesor Investigador en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, estudiará la comunicación química entre plantas y bacterias para entender los mecanismos que determinan las relaciones de patogenicidad y simbiosis entre las bacterias y sus hospederos eucariotas. Mientras que Jorge Ancheyta Juárez, del Instituto Mexicano del Petróleo, desarrollará modelos matemáticos para la simulación, diseño y optimización de reactores durante la conversión de los crudos pesados.

En el área de ciencias físicas, se otorgó la cátedra al proyecto “Bio-mecánica de fluidos” de José Roberto Zenit Camacho, del Instituto de Investigaciones en Materiales, que plantea explorar la mecánica de fluidos en tres sistemas biológicos: el flujo a través de válvulas cardiacas; el análisis de la influencia de ornamentos en el nado de peces y el desempeño del nado de microorganismos en fluidos complejos.

También en ciencias físicas, Luis Arturo Ureña López, del Instituto de Física de la Universidad de Guanajuato, presenta un ambicioso proyecto para avanzar en el entendimiento del origen de la materia oscura y la energía oscura.

Finalmente, en el área de matemáticas, el proyecto de Florian Luca, del Centro de Ciencias Matemáticas en Morelia, está enfocado en las llamadas ecuaciones diofánticas y la teoría analítica de números.




Fuente: UCIF/DGCS